Internet empresarial simétrico

Ya lo hemos dicho antes, a diferencia del internet residencial, el internet empresarial debe ser lo más simétrico posible. Pero ¿por qué es esto importante para tu empresa? 

Para entenderlo, primero debemos hablar de las dos velocidades que lo componen.  

  • Velocidad de carga: se refiere a que tan rápido puedes enviar información, por ejemplo, cuando envías un email o haces un back up en la nube.  
  • Velocidad de descarga: se refiere a que tan rápido podemos acceder a información que está en internet, por ejemplo, cuando descargas un archivo o ves un video en streaming.  

Una conexión asimétrica, como son la mayoría (si no todas) las conexiones residenciales, tiene una velocidad de descarga mayor a la de carga. Una conexión simétrica tiene una velocidad de carga y descarga similar.  

Toda conexión a internet es una carretera de doble vía, la simetría se alcanza cuando ambas vías tienen la misma cantidad de carriles.  

¿Por qué importa? 

Generalmente, cuando pensamos en velocidad de internet, lo hacemos pensando en la velocidad de descarga, ya que es la que está involucrada en las actividades recreativas que solemos relacionar al internet. Sin embargo, cuando hablamos de una empresa, hay que tener claro que ambas son importantes.  

Una conexión a internet simétrica es importante para muchas actividades que pueden ser importantes para una empresa, como constantes transferencias de archivos, videoconferencias con una buena calidad de audio y video (especialmente si es con clientes, una mala señal puede parecer poco profesional), o si se utilizan aplicaciones basadas en la nube para su funcionamiento esencial.  

Internet simétrico para empresas

Pero, ¿podría usar una conexión asimétrica para mi pyme? 

Muchas personas se hacen esta pregunta, especialmente cuando ven que el costo de una conexión simétrica es mayor que el de una asimétrica. La respuesta es sí, podrías usar una conexión asimétrica para tu empresa si es pequeña, pero no es buena idea.  

Un internet simétrico es “future proof”, te garantiza la capacidad de crecimiento a mediano o largo plazo. No solo eso, también garantiza que tu conexión va a ser la adecuada frente a los avances tecnológicos de tu área, especialmente cuando consideramos que la tendencia en prácticamente todas las actividades económicas es hacia la conectividad constante.  

Piénsalo como si fueras a hacer un viaje largo y las opciones es entre una bicicleta y un automóvil. Claro, puedes elegir la bicicleta y eventualmente llegarás, pero desearás tener algo con un motor cuando tengas que subir una pendiente muy pronunciada. Es cuestión de eficiencia. 

Así que no lo pienses más y contáctanos, déjanos ayudarte a conectar tu empresa al futuro. 

Related posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *